Descargar gratis LEE NOVEL 3 EL DESORDEN NOMBRE ED08 2008 en español

LEE NOVEL 3 EL DESORDEN NOMBRE ED08 vv-aa
Titulo
LEE NOVEL 3 EL DESORDEN NOMBRE ED08
Autor
Idioma
Castellano / Español
Categoria
Idiomas
Paginas
318
ISBN
8497130642
Comentarios
6
Fecha
Etiquetas
Idiomas, Español, Lecturas graduadas de español
Descarga gratis aquí

Resumen y Descripción

Julio Orgaz es un escritor sin obra: el final de su novela imaginaria es también el resultado de su propia historia de amor.

Información sobre el autor y escritor

VV.AA.

Various es el autor correcto para cualquier libro con varios autores desconocidos, y es aceptable para libros con varios autores conocidos, especialmente si no todos son conocidos o si la lista es muy larga (más de 50); sin embargo, si se conoce a un editor, Various no es necesario. Indique el nombre del editor como autor principal (con la función "editor"). Nota: WorldCat es un excelente recurso para buscar información sobre autores y contenido de antologías.
VV.AA.

Críticas de los lectores

Una de las mejores novelas de Juan José Millás que he leído y que me ha recordado irrevocablemente muchos de los libros de Paul Auster; ambos comparten este uso de la fina línea que separa la ficción de la realidad, el juego de historias en las mismas historias y la confluencia de ambas en el mismo plano de la realidad.El desorden de tu nombre se apodera indudablemente de la primera página y aunque el lector pueda adivinar dónde irán las tomas en el último tercio del libro, no hay duda de que la lectura en sí y la arquitectura de la narrativa la absorberán por completo. El constante juego de ficción, realidad, sueño, deseo y pesadillas transforma todo en una especie de monstruo multicabezas, cuyo dominio sobre el resto del cuerpo es desconocido. Esta es la fuerza de la historia: todas las posibilidades son válidas al mismo tiempo -hay un pequeño monólogo sobre ello en medio de la novela- y por eso el resultado puede ser considerado real o no. Si fuera cualquier otro, sería igual de válido; incluso podemos imaginarlo y la novela seguiría teniendo sentido. Como explica Millás a lo largo de la historia, casi deja en manos del lector la creación de un resultado; se tiene la impresión de que a medida que se lee, el final toma forma en ese momento. Casi mágico.
Altamente recomendado, sin embargo, este libro no estuvo a la altura de las expectativas que había suscitado... Quizá me convenció menos para poner a Juan José Millás en la galería de mis autores españoles contemporáneos favoritos, en gran parte por la falta de originalidad de la trama centrada en el triángulo amoroso clásico con la desaparición de uno de los picos, tema que a menudo se repite en la literatura de todos los tiempos. Pero no deja de darnos encanto, sobre todo en ciertos momentos que pueden hacernos pensar en antagonismos existenciales, atemperados por un cierto cinismo pero llenos de sentido: "el adulterio es el fundamento de la familia", dice el protagonista. ¡Estoy totalmente de acuerdo! Por otro lado, Millás utiliza tanto la ficción como la construcción de una realidad virtual, aprovechando o beneficiándose de la narrativa que da origen a la propia narrativa en un intento de doble collage ficticio, es decir, la propia narrativa evoluciona hacia su apropiación por parte de Julio Orgaz, editor y pseudoautor que no ha escrito nada pero que se considera un autor en ciernes... es decir, el intento de crear una narrativa literaria del relato que se desarrolla, sin sorprendernos, sin nada particular. Esperaba más del autor de "Laura y Julio", ¡es una gran novela! "A Desordem do teu Nome" (El desorden de tu nombre) aparece como una especie de introducción, una forma de acercarse a lo que resultaría ser una historia apasionada. No habría merecido cuatro estrellas si Millás no hubiera tenido el placer de utilizar un título tan ilustrativo y poético en este libro!
El desorden de tu nombre es una novela que se construye durante la narración. Julio Orgaz, un editor "exitoso", pero un escritor frustrado se imagina a sí mismo escribiendo el libro del mismo título sentado en su apartamento como algo por venir. Afirma que "no se puede escribir y vivir al mismo tiempo, no se puede ser escritor y novelista (p. 131) y mientras tanto el lector ya conoce la trama del libro porque la tiene en sus manos. La novela está dirigida a Teresa, una amante con la que tuvo un romance apasionado y que murió poco después del final de la relación. Hoy, Julio está tratando de reemplazar o renovar esta relación con Laura, una mujer casada que conoció recientemente en el parque los días que fue a ver a su psicoanalista. La historia de un triángulo amoroso y un crimen en un ambiente de infidelidad, erotismo y falta de perspectiva; una mezcla de realidad e invención, del imaginario que se convierte en "realidad", los personajes son complejos y han luchado a su manera por sus sueños o por lograr lo que creen que triunfan en la vida. Curiosamente, los recuerdos de Julio de su pasado son presentados con frecuencia, de manera indiscreta y casi molesta a través de la canción del movimiento obrero, La Internacional, que parece ser escuchada en todas partes. Sin embargo, en su mente no hay lugar para el pasado; ya ha llegado a la etapa de la vida en la que tiene derecho a cosechar los beneficios del trabajo realizado. En realidad, creo que los personajes no saben con seguridad lo que quieren y pocos se conocen a sí mismos (o con la ayuda del psicoanálisis), mucho menos entre sí. Además, en el caso de Julio y Laura, no hay obstáculo para lograr lo que ellos consideran correcto, sin remordimientos ni consideración por los sueños o la vida de los demás. Juan José Millás, como siempre, disfruta de su prosa y da mucha importancia a la originalidad de su historia. Sin embargo, los protagonistas de esta novela no pueden ser categorizados como entrañables por su egocentrismo, superficialidad y mezquindad.
El desorden de su nombre, por Juan José Millás, concierne a Julio Orgaz, un editor ejecutivo, que está obsesionado con la muerte de un ex-amante. Empieza a ver a un psicoanalista dos veces por semana, y a la vuelta, cruzando el parque, Julio le responde a Laura. A medida que la novela se desarrolla, es evidente que Julio es un hombre muy perturbado y que su fantasía se vuelve peligrosa. Tiene problemas para distinguir la ficción de la realidad. Lea este thriller psicológico para descubrir los vínculos entre los dos.
A medida que los meses perdían su posición vertical y caían silenciosamente sobre las ambiciones, fracasos, preocupaciones o triunfos de la vida cotidiana. -Noté que si mezclas lo abstracto y lo concreto, te vuelves abstracto y contraído, pero si mezclas la vida y la muerte, te conviertes en elenco y te quedas mudo, si te mezclas arriba y abajo, te levantas y te pones abajo. Tengo problemas con el cielo y el infierno, que es codierno e inelo, que no significa nada. Sin embargo, razón y corazón dan razón y corazón, en definitiva, he llegado a la conclusión de que el éxito puede tener dos direcciones: una que sube (y es la única que se muestra) y otra que baja e indica el precio de cada una de nuestras victorias personales. Escribe un libro que articule lo que sé y lo que no sé: La información que tenemos sobre nosotros mismos es tan parcial como la de un nuevo personaje: La verdad es que lo que desprecio en los demás es lo que tienen en común conmigo. Desprecio en ellos lo que no me gusta de mí: la pequeñez, la contradicción, el aliento, la falta de inteligencia, la caspa, la digestión, la pesadez y el colesterol, por nombrar sólo algunos ejemplos correspondientes a diferentes campos. - Los conductores se fueron a casa después de ganarse la vida honestamente, pero sus rostros ─más que cansancio─ reflejaban aburrimiento y desinterés, y parecían ajenos a la fuente que acababa de explotar. - ─No Aunque lo siento si tengo miedo. ─Miedo de lo que ─continuó it.─Miedo que yo no sé nada de ti, excepto que tú puedes perderme. - Finalmente, los dos cuerpos, tan vacíos como un molde o un sufrimiento corresponde a la locura, se miraban en busca de una autopercepción más sólida, no parecía útil hacer un plan antes de empezar a escribir, porque sería la propia mecánica de la historia la que se encargaría de elegir, sucesivamente, los diferentes caminos hacia los que se debería dirigir la acción: - El problema no es aspirar al poder, sino que no hay una lógica interna en este deseo: - Cálculo de que todo lo que no conduce ni a la gloria ni a la destrucción fina nos lleva a la nada, a la nada absoluta: - Llevamos una vida demasiado cercana a lo visible, a lo que se manifiesta o parece suceder. Por ejemplo, tú crees que eres mi psicoanalista y yo creo que soy tu paciente; mi secretaria cree que soy tu jefa y yo creo que ella es mi secretaria. Laura cree que es para mí cuando en realidad es Teresa; no sé con quién habla cuando me habla, pero estoy seguro de que no es Julio Orgaz. Así, con estas convenciones universalmente aceptadas, vivimos. - ¿Qué te hace a ti el psicoanalista y a mí el paciente, además de tus títulos y mis necesidades? Ustedes aceptan la posibilidad de sanarme y yo acepto la posibilidad de ser sanado, pero no sé qué. Si realmente tuviéramos una identidad, no necesitaríamos tantos documentos (certificados, documentos de identidad, pasaportes, etc.) para mostrarla. En resumen. - Ser escritor es una cuestión de temperamento; el escritor más puro es aquel que no escribe una sola línea en toda su vida: es mejor no darse la oportunidad de fracasar en lo que está en juego. - Un crimen alivia el dolor y finalmente pone a todos en su lugar: a los muertos en su caja, al asesino en su fuga, al inductor en su culpa, a los herederos en su nostalgia y a los espectadores en su buena conciencia. un tema manejable. Participa en la acción y logra obstaculizarla incluso con su jadeo o el sonido del encendedor cada vez que enciende un cigarrillo: el de lenguas es una trampa; cuanto más sabes, más te das cuenta de lo que te falta para alcanzar la perfección: el amor no es bueno para escribir una novela. Roba mucha energía - ─Oye, Ricardo ─dijo Julio─ Julio─ Julio─ Julio─ ¿Te acercas a lo esencial cuando escribes? ─ ¿Qué es? ─Lo esencial, el abismo. ─Yo Escribo novelas de aventuras en las que emergen abismos y acantilados y gargantas, pero esta otra cosa que dices que nunca usé. ─Claro, que sólo la usan los poetas. ─Panda se tira a los poetas ─Añadió sin agresividad Ricardo Mella. - ─Soy yo, dígame─Julio, Julio, soy yo, Laura. Te llamé varias veces. ─No Estuve aquí, todavía no puedo estar en varios lugares al mismo tiempo. - Ricardo corrió demasiado. Demasiadas novelas, demasiados viajes, demasiado dinero, demasiado éxito. Todo esto está pagado. La coincidencia fue, sin duda, una de esas grietas que a veces se abren en la superficie lisa y dura de la realidad.
"El desorden de tu nombre" es una historia metafórica en la que los personajes saben vagamente que sus vidas se desenvuelven "como en una novela", hasta el punto de que en los dos últimos capítulos la realidad se rompe casi por completo, aunque sutilmente, a pesar de un concepto tan interesante, me parece que varios aspectos de la novela son poco explotados eficazmente. Puede que tenga esta sensación porque no podía identificarme completamente con los personajes principales, así que la novela se volvió aburrida. Sentí al personaje principal, Julio Orgaz, por ejemplo, como una imitación de un personaje de Guillermo Fadanelli. Comenzó a gustarme casi al final del libro, aunque la total y cínica falta de empatía o respeto de los personajes hacia los demás y hacia la misma vida me sacó de muchas vibraciones. Normalmente, esta actitud es una actitud que podría llamarse "agradable" en los personajes de una novela, pero esta vez hubo algo, un sentimiento de forzar estas actitudes, que me impidió sumergirme completamente en el libro, aunque no sea malo, y hasta cierto punto incluso lo aprecié. Los cuentos de la novela (literatura y metaficción, por así decirlo) son grandes, salvo que muchos no tienen fin (que es la intención del autor después de todo), y puedo ver cómo los temas que toca el autor y su estilo literario han madurado desde aquí hasta su libro casi biográfico, "El Mundo", escrito casi 20 años después. Otra cosa que me gusta de este libro es el lugar de donde viene el título: el hobby donde uno de los personajes tiene que ensuciar las palabras y cómo el protagonista tiene que mezclar en su cabeza a las dos mujeres que amaba. Inteligente. Salud.

Información de la editorial

ESPAÑOL SANTILLANA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

VV.AA.